martes, 20 de marzo de 2012

People always leave


Supongo que ir aprendiendo es lo que toca. Es lo que debemos hacer, aparte de para ser más cultos y sabios, para no cometer los mismos errores, también para no hacer daño y no hacernos daño.

Hay algo que en su día me costó bastante aprender. La gente va y viene en la vida. Y da pena darse cuenta que no la has conocido todo lo que podrías haberlo hecho. Da pena notar que no era la hora de que se fueran. Y queda la incertidumbre, si se han ido pero coincidirás otra vez o si ya no las verás más.



Seguramente, no os esté aportando mucho con esto, seguramente sea de las pocas personas a las que aun habiéndolo aprendido les cuesta desprenderse de la gente. 

Esos momentos en la vida que compartes con gente que en ese instante es especial. Pero es muy probable que haya un momento de alejamiento. En su día no lo entendía, creía que esas personas habían significado mucho más para mí que yo para ellos, y dolía. Puede ser que fuera verdad, o puede que no. Pero supongo que son etapas, cuando conoces a gente nueva muy profundamente pero en un tiempo efímero. O cuando toca pasar del colegio a la universidad, siempre hay gente a la que aunque aprecias mucho o la apreciaste en su día, ya no ves. 

Ahora que sé lo que hay, intento exprimir a la gente que tengo cerca. Por si algún día debe irse. Así saco lo mejor que tiene, y me lo guardo, intento aprender de ella, y eso es lo que me llevo. Lo que siempre se queda conmigo. Al igual que todo el tiempo juntos y todos los recuerdos. Aún así siempre tengo una mínima esperanza de que vuelvan.


"People always leave, but sometimes they come back"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada